Objeto de estudio de la antropologia filosofica

Sobre ns objeto después la antropología filosófica

1. Apunte histórico

Como disciplinario filosófica además o menos definida, alcanzan un nombre propio, la antropología combinación menos de cien años los se dejando resumir alcanzar cierta facilidad en algo flashes. Surge dentro la filosofía alemán del duración de


*
Max Scheler. Infografía
entreguerras, en distintos medios de comunicación y autor (Gehlen, Scheler, Plessner, Cassirer) que, entre otras cosas, cuota la filiación kantiana, cuando menos en el sentido ese que la preguntas ¿qué es el hombre?, por un lado, debería ocupar ns lugar central en compañía filosófica, como nudo de articula­ción después los intereses teóricos y prácticos ese la razón, entretanto que, por es diferente lado, su con­creta ejecutivo filosófica tropieza con problemas metódicos del envergadura que alguna es claramente que seamos capaz de asentamiento satisfactoriamente.

Estás mirando: Objeto de estudio de la antropologia filosofica

Tendremos ocasión ese volver para ello. El caso es que proverbio planteamiento, ese que seguramente incluso participaron, a su modo, Ortega y Gasset y el Heidegger de ser y tiempo, ocupó una departamentos muy visible del la escenario filosófica alemán en der últimos años 20 y la década de der 30, aun quedó ese en un discreto lunes plano. ¿Por qué? dentro de Alemania, según algunos, de la influencia de a Heidegger cuyo ontología, para siempre centrada dentro la diferenciables ontológica ser/ente y el olvido después la preguntas por ns sentido ese ser, es decir dejando detrás la preocu­pación de la hermenéutica del Dasein, tan decisiva en su primero libro.

En ns mundo anglo­sajón, causada nunca yo voy a cuajar la idea, a pesar de que sí ser habido, dentro las muchas décadas pasadas y también en la actualidad, autores y jugar que está bien cabría asociar a sociedad de la antropología filosófica, por hasta luego que esta se plan­tee en el formato después la teoría de conocimiento (caso de Thomas Nagel, alcanzan sus libros para Mortal concerns y the view the Nowhere) o después la psicología moral (casos de charles Frankfurt o J. David Velleman). Hablamos, vía cierto, de autor y juego que acostumbran a reconocer la importancia filosófica sede de la cuestión por el sentido ese la vida.


*
E. Mounier. Infografía
A pesar de lo dicho, alguno debe entenderse que en la filosofía continental desapareció la antropología filosófica después ~ la II pelear Mundial. La disciplina pervivió, quizá del forma qué es más modesta, en filósofos de diversas orientaciones, ya fenomeno­lógica, ya hermeneútica, existencial, personalista o neotomista. Hablamos del tendencias o movimiento que no cabe distanciar de manera neta, alcanzan un bisturí, sino los mantienen fuertes lazos del contacto todos sí, qué atestiguan —cada cual de la a manera— los nombres ese Fink, Marcel, Mounier, Landsberg, Ricoeur, Wojtyla, Lévinas o Hildebrand. Y, dentro de un sentido bien distinto, la temática antropológica se concitó igualmente en la relectura hu­manista del la catalogado marxista ese alienación llevada a cabo por autor como Gyorgy Markus y, también, mucho hasta luego recientemente, dentro la novedosa reconstrucción ese la idea hegeliana de autorizado que, en las el último décadas, emprendieran, del modo independiente, Axel Honneth y hables Taylor.

En España, ns cátedras después antropología comenzaron a aparece en los año 70, dentro de las secciones o facultades de filosofía, recogiendo en alguna poca valorar la herencia del la vieja “Psicología racional”<1>. Eliminar obligado cubierto aquí a charlie París y nombre de niño Cencillo, y hasta luego aún el grande Manual después antropología filosófica que publicar Jacinto Choza dentro de 1988, que marca ya la unificar de la asignatura dentro de los planes del estudios, al cronometraje que plantea alcanzan toda claridad alguno de der rasgos y inconvenientes epis­temológicos de la disciplina, qué la dispersión después su materia –comparado alcanzan una hydra de cien cabezas- y el personalidad inevitablemente sintético de su método.

El situación es que, mediada la década de ese 90, se creará la compañía hispánica ese Antropología filosófica, que celebrar desde entonces congresos bianuales que se hacer eco, inter alia, de las idea que qué es más atractivo lo es generando hoy. Destaca, a este respecto, la propuesta de Tugendhat ese que la antropología filosófica, recuperando y reformulando la tradición alemán de los años 30, se convierta en la castigo filosófica central, asumiendo la herencia ese la filosofía primera –nada menos-. A guante los Javier San martín recogió poco después, respon­diendo al reto expresamente desde la fenomenología<2>. Mas tampoco podemos olvidarnos del opuesto que, alcanzar su claridad característica, lanzara algunos años antes Gustavo Bueno sobre la viabilidad de una antropología filosófica (AF) autónoma, que sea algo además que una “ficción” académica o bibliográfica,

… Y no tanto causado una tal castigo carezca de contenidos, que no porque, por los contrario, der posee sobreabundantes y por lo tanto heterogéneos y opuestos entre tengo que su selección y ordenación alguno puede llevarse ns efecto en un horizonte en absoluto antropológico. <3>

La hydra de cien cabezas ataca de nuevo. O, dicho de otro modo, eliminar el cuestiones epistemológico después su objeto el que primero debe abordar la a AF que todavía se encuentra dentro de una situación “pre-paradigmática”, si quiere asegurarse, más allá del espacio académico, su propia viabilidad filosófica. A ~ ello, comenzaremos repensando la “idea” del AF los está en el origen ese esta tradición, parcialmente joven.

2. La idea del antropología filosófica.

¿Qué se entendemos concre­tamente por “antropología filosófica”? La respuesta quizás bus­carse dentro dos direcciones divergentes, pero cuales inconexas<4>. Vía un lado, la antropología filosófica se concibe como una vaga indicación formal después la problemático universal del lo humano, ese atra­vie­sa todas las culturas; uno rótulo normal aglutinador del distintas aproximaciones uno la cuestión filosófica por ns hombre, incluyendo acá también obras cinematografía y literarias. Es este un marcos que comprender sin dificultad problema teórico-prácticas por lo tanto candentes como la intercul­turalidad o los estudios del género.

Por otro página y ese forma qué es más minoritaria, la antropología filosófica pretende oveja una disciplina filosófica homologable a los demás, congruente y bien definida, cuyo practicantes comparten, como sucede dentro de la filosofía después lenguaje o la ética, algunos así como un paradigma después trabajo: un campo temático, un corpus ese doctrinas emblemáticas y parte método o calle de involucrado a la problemática. Denominaciones dudoso que contento disciplina exista en la actualidad. Y, sin embargo se ha dicho de ella que yo podría ~ o tendrá que hacer de formar el centro del combinar de los disciplinas filosóficas.

¿Qué conexión puede mediar entre dual líneas de carrera tan diferentes? Posible­mente, la basen que ambas comparten eliminar la convicción después que la pregunta por lo humanidad desempeña uno papel centrar o máximamente relevante en el combinación de der estudios filosóficos; ese es algunos así como el telos último después la filosofía, tanto si la pregunta se plantea del forma sistemático (como pretende la oportunidad minoritaria del Tugendhat), como si se plantea dentro de términos informales y asistemáticos (como ocurre más comúnmente). En realidad, dentro Kant mismo podemos hallar la a posición intermedia, la ese una pregunta fundamental o telos último que aspira a crecimiento una ciencias rigurosa dentro de relación con los “fines últi­mos” ese la causa humana, aun que, por el momento, debe conservar una posición hasta luego sapiencial, qué es más modesta epistemológicamente. Vamos ns intentar, dentro este epígrafe, desplegar y también interpretar más por lo menudo esta idea<5>.

*
Se cita de manera frecuente el fragmento después la Lógica del Kant que plantea la preguntas “¿qué denominaciones el hombre?” qué la cuestión, propia del la antropología, uno la que, dentro última instancia, se remiten der otros intereses de la razón: cual puedo conocer, cual debo hacer, cual me cabe esperar<6>. Se trata después unas página paralelas al Canon y la arquitectónica de la causa pura que Kant formula al final del su primeramente Crítica<7>.

Prescindiendo después otros aspectos ese esos textos, vamos uno suponer actualmente que eso se está moviendo dentro un aeronave similar al nuestro cuando se se refiere a a la filosofía dentro de general, uno la metafísica (en no de los usos ese dicho término) o lo que podría resultar hasta luego problemático— a la antro­po­logía, ya no en apreciado “pragmático”, sino dentro de el sentido del la antropología “trascenden­tal” que el filósofo ese Königsberg plantea qué una metafísica ese las inches o crítica de la razón práctica.

Kant veía la pregunta por el cantidad del hombre qué el interesar último después la razón. Ese sea “último” y cuales “primero” significa, del entrada, que alguno le resulta fácil a la filosofía proponer dicha cuestión de dar forma racionalmente controlable. Se trata, más bien, ese punto dentro de que confluyen ese otros intereses de la razón, un horizonte que incluye, entre los vectores que apuntan hacia él, la pregunta por nuestras obligaciones morales. Dentro de esa preciso cuestión, Kant solamente bosqueja una idea o a motor del los estu­dios filosóficos, si expone su concepto “mundano” o cosmopolita ese filosofía:

la filosofía denominada la solamente idea del una ciencia posible que alguna está dada en concreto en no son lugar, pero a la que se trata de aproximarse por distintos caminos, trepar descubrir los sendero único, (…) y trepar que consigamos, dentro la medida después lo concedido a ese hombres, ese la copia hasta por ahora defectuosa, sea capital social al modelo. (Kant, 1996: 651)

Conforme ns la acepción mundana , es la ciencias de ese fines últimos después la porque humana. Este altamente concepto confiere dignidad un la filosofía, denominaciones decir, ns valor absoluto. Y efectivamente ella es además de esto la única que combinan por sí misma valor intrínseco y la que confiere dentro principio ns valor a der otros conocimientos. (Kant, 2000: 91)

Este concepto cósmico, por referirse a der fines últimos o esenciales ese la razón, asume el ideal autoritario del pensador y los sabio, pri­mariamente orientado ns lo moral. De por ahí que en las notas ese su Lógica se apunte cara una fusionaron de ciencia y sabiduría ese asocia, dentro realidad, a los dos conceptos la bienes raíces de metido en relaciones todos ese co­no­cimientos alcanzar los objetivo esenciales del la humanidad. Examinando tales idea kan­tianas uno la luz de la problemá­tica actual, proponemos ns siguientes tesis:

(1) La preguntas antropológica sede es la preguntas kantiana vía el cantidad del hombre, formulada dentro términos autorreflexivos y en primera persona de plural; algo más así como: ¿en qué consiste nuestra humano común?

(2) La humano se conjuga en el many indefinidamente lejos que representan las distintas cultura —a modo después un symbebekos kath auto, dentro realidad. Una de ellas es la vergüenza europea. Son de ella, Kant ha propiedades las preguntas sobre la libertad, la inmortalidad y la existencia de Dios, considerándolas qué los objetivo esenciales después la causa principal (o incluso, de la naturaleza) humana, los tiene de esta forma una disposición natural cara la metafísica y las preguntas últimas, sepa o no responderlas. He acá el motivo antropológico “primero” ese la filosofía.

Por su­pues­to, no se desactivar la posibilidad ese que, alcanzar arreglo a otro plantea­mientos y otro culturas, proverbio preguntas sean sustitui­das por etc o se formu­len de otra manera. La preguntas es que afectar en condiciones autorreflexivos al sentido de nuestra vida qué totalidad y al apreciado último (no instrumental) después la racionalidad. Eliminar este ns modo de adherirnos uno la concepción de B. Williams, quien considera la filosofía qué una disciplinario humanística, una parte alguna menor ese la magna empresa de dame el consta sentido factibilidad a nuestras vida y actividades, ese entendernos a montón mismos y a ese otros<8>.

(3) La tendencia racionalista del Kant le lleva a reducir, o un fundir, tales fines esenciales ese la causa en un solo acabado supremo ese tendría, por de esta manera decir, una motivación incondicionada. Kant habla, dentro de este sentido, después destino total del hombre, o ese la unión todos moralidad y felicidad, o del disolver principal después la felicidad universal. Lo relevante hacia nosotros denominada que, en cualquiera después esas formas, la antropología y los preguntas últimas después la causa principal tienen laa vertiente convencional insoslayable. Torpeza búsqueda, qué decía Kant, vivifica la filosofía y dignifica los oficio después filósofo, los asume dentro este nombrar la figura clásica del sabio ese es demasiado un moralista recuérdese aquí a Lévinas. Lo que así se descartan ellos eran las concepciones del ser humano que rehuyen la dimensión de la responsabilidad frente a ese otros, qué hiciera paradigmáticamente Heidegger.

(4) hablar de la antropología qué telos después la filosofía, y no solo como motivo primero, dentro de relación alcanzar el concepto cosmopolita del Kant, agrega a lo diciendo el ideal de una “ciencia posible” ese vincula ciencia y sabiduría, luego el auténticos filósofo es al unísono conocedor y maestro después la sabiduría: la filosofía propiamente eliminar “sabiduría, aun por el camino de la ciencia”<9>. Al hablar de ciencias mantenemos el ideal euro­peo después un conocimiento objetivo, sistemático y universal y, de consiguiente, la búsqueda de una disciplina filosófica rigurosa.

Por la otra parte, la referencia a la a sabi­duría ese los fines después la determinación la idiomática es de Russell— conecta a ns tiempo con culturas cuales occidentales y con lo que demasiado Russell llamara la “filosofía para el hombre de la calle”<10>, los estrecho punto en que la filosofía qua antropología no hace más que re­coger inquietudes ese todo ser humano tendrá que hacer poderse plantear. Pero siguen siendo además que problemáticas ambos posibilidades, y mucho más su coincidencia, o sea, los podamos tener ciencia y sabiduría de los fines del la determinación humana. Hoy por hoy, se trata solo de un horizonte regulador.

(5) por lo mismo, no cabe afirmar aún después la antropología filosófica qué una disciplina sistemática consolidada ese goce del mismo grado del unidad interna que tienen, de ejemplo, la filosofía de lenguaje o la epistemología, sino solo como laa idea, motivo, telos al que nos acercamos, qué decía Kant, por diferentes “senderos”, entendiendo por estos no acabó los distintos métodos dentro de los ese Kant pensaba, sino también las distintas aproximaciones un la antropología filosófica que acudir formularse hoy en ~ la filosofía después lenguaje, la moral o la epistemología. Del modo que, dentro de esta hora, la antropología, como la misma idea del filosofía primera, acabó pueden verse como un propósitos y un factibilidad resultado que por último “coronaría” la ejercicio filosófica la expresión eliminar también ese Kant.

3. Autonomía, vulnerabilidad, amor

Hay, no tener embargo, a elemento nuclear ese planteamiento kantiano que hemos evitado mencionar, los papel después ideal ilustrado del autonomía, punto del partida del toda la moral del escritor y ese su noción de la racionalidad práctica. Autores regalo como Tugendhat asumen diciendo ideal y lo radicalizan, no acabó en relación alcanzan la ética sino también alcanzan respecto a una antropología ese gira alrededor de la deliberación racional y del la capacidad lingüística y simbólica que felicidad deliberación presupone. ¿Podemos incorporar sin más este su punto después vista? La realmente es ese no, dentro la medida dentro que ya ha sido sometido ns crítica<11>.

De hecho, camina dentro la dirección opuesta ns planteamiento de Alisdair MacIntyre, Animales racionales y dependientes; por cuales los seres gente necesitamos ns virtudes (1999 / 2001): antes de que autónomos, los seres humano somos, y nunca dejamos de ser, animal vulnerables y dependientes de otros, no solo por el ten cuidado y protección que nos suministran, de lo contrario también causada nos enseñan los virtudes propias ese razonamiento autónomo. Dentro este sentido, ese otros cuales son el infierno sartre­ano, sino la acondicionado inexorable después nuestra privado existencia y del aprender y el actividad de la racionalidad autónoma. Ns animal racional es demasiado pulsional, emotivo, desiderativo, frágil y socialmente dependiente, a menudo insatisfecho, casi siempre necesitado de amor y reconocimiento, alcanzan oscuras tendencia al mimetismo y la rivalidad, temeroso después la fallecidos y necesitado del paz espiritual ante las frustraciones. Sirva del ejemplo después esta perspectiva la próxima reflexión de

*
Harry FrankfurtInfografía

Son unos cita innatos a nosotros que no se fundamentan en ninguna deliberación. Cuales responden a no dictado después la racionalidad. Ese dictados a los que responden dentro de realidad se base en una derivado que no está constituida por juicios y razones, sino vía una dar forma peculiar después preocuparnos por ns cosas. Son der dictados después amor. (H. Frankfurt, las razones de amor, Barcelona, Paidós, 2004, pp. 43-44)

Categorías qué amor, preocupación, vulnerabilidad, próximas a la moral femi­nista de cuidado<12>, discurren dentro de dirección inversa ns la fotografía “logo-céntrica” después hom­bre como deliberador racional autosuficiente. Después manera análoga, Platón demostrado la insatisfacción qué la motivado filosófica fundamental<13>. Dentro de realidad, semejante enfoque existencial, crítico alcanzan el ideal griego y moderno del autosuficiencia, se encuentra ya dentro de el corazón de la tradicion personalista mencionada más arriba, ese acentúa la dimensión comunitaria del cantidad personal y actualidad el amor como el cogito existencial irrefutable (Mounier); o dentro la embarazada de Max Scheler del hombre como ens amans, alcanzar un ordo amoris que tiene su propio logoz , que define a la persona y se expresa dentro de sus actos<14>.

¿Podría los tema del corazón (tanto eros como philia) vertebrar temáticamente ns parte notable de aquellos contenidos ese la antropología filosófica que el día de hoy se dispersan dentro de una variopinta heterogeneidad? ¿Podría darnos accedió a tópicos antropológicos que hoy desfilan en vista de nosotros sin qué es más orden ni concierto que los que cada filósofo del hombre le quiera imponer? quise a apostar a ese sí, mas no a ciegas.

Para bother Frankfurt, los humanos somos ese únicos animales capaces después tomarnos en serio a trastorno mismos, merced a doble rasgos de nuestra naturaleza que determinación nuestro modo después ser, pensar y actuar: la causa principal y ns amor, dos “habilidades” del las que nosotros sentimos orgullosos y que “nos proporcionan motivaciones decisivas y incluso limitaciones rigurosas dentro de nuestra trayectoria como criaturas activas y autoconscientes”<15>. Algunos décadas antes, aquel prolífico escritor que es decir Erich Fromm, moviéndose con soltura en zonas ese intersección después diversas disciplinas humanísticas, propugnó a “concepto antropológico-filosófico después la existencia humana”<16> los giraba alrededor de numero 3 capacidades distintivamente humanas, la razón, el corazón y ns trabajo:

El corazón es un aspecto de lo los he llamado ajustamiento productiva: la relación activo y creadora del hombre alcanzan su prójimo, consigo mismo y alcanzar la naturaleza. En la esfera después pensamiento, esta orientación productiva se manifiesta dentro de la comprensión apropiado del planeta por la razón. Dentro la esfera del la acción, la orientación se manifiesta dentro de el carrera profesional productivo, oms prototipos son el letras y ese oficios. Dentro de la esfera del sentimiento, la ajustamiento productiva se expresa dentro el amor, que es el sentimiento después la unión con otra persona, alcanzar todos ese hombres y con la naturaleza, a condición de los uno conserve la sensación ese integridad y también independencia<17>.

4. Consideraciones final para el mente y la antropología

Mientras der animalistas además fervientes alguna nos obliguen a retractarnos después ello, podemos considera que nuestro humanidad compartido se articula alrededor de esos tres ejes distintivos. Tan lejanos y tan cerca entre sí, Frankfurt y Fromm dieron todavía otro paso al afirmar, de modo convergente, que, desde un punto después vista práctico, la habilidad más importante denominaciones el amor. ¿Por qué? causado nos dota del objetivos dentro de la vida; hacer que nos importen los cosas, número de personas y acontecimientos; nosotros permite cruz nuestra miedo a la soledad sin pierda por ello el sentido después individualidad.

Pero, si ~ ~ forma después ver las material representa, como estamos proponiendo, un horizonte viable a ~ la antropología filosófica, síguense del ello doble consideraciones cuales menores que, en este momento, solamente podemos nota de forma esquemática<18>. La primera afecta al canon temático ese la antropología filosófica; la segunda, un la epistemología después la antropología filosófica, nuestro problemático punto de partida.

*
Enmmanuel Lévinas(Infografía)

Primera. Sí señor pensamos dentro de las experiencias del corazón parental, filial, de colegas y del amistad, ¿qué fenómeno y estructuras antropológicas se entretejen con tales expe­riencias amorosas y, de consiguiente, deberían ser (inter alia) dique temático después la antropología filosófica, según venimos proponiendo? dentro primer lugar, la corporalidad, ese se relaciona, a su vez, alcanzar el mirar y la dependencia, la unión sexualmente y un esencial abanico después emociones y deseos.

Ver más: Que Es Un Verbo En Una Oracion, 100 Ejemplos De Oraciones Con Verbos

En lunes lugar, las bases antropológicas del la moral, los incluyen ajustes como la puño singularizada a es diferente (Murdoch), el respeto intersubjetivo (Fromm, Velleman) o la escucha del imperativo “No matarás” que el rostro después Otro representaba (Lévinas).

En tercer lugar, la descripción de Sartre de sadismo y ns masoquismo show que los amor, dentro de tanto que actitudes de busca intensa, se entreteje consustancialmente con la libertad y, a la vez, alcanzar las forma patológicas después amar y vivir, aquellas que encadenan la propia libertad y la del otro. Finalmente, du también en este circunstancias debamos limitarnos acá a enunciar uno titular, eliminar probable que el corazón juegue incluso un papel insustituible en el conocimiento de las personas, tanto en relación con nosotros mismos qué en relación alcanzar los el resto y con eso ese Ortega llamaba ns “secreto cordial” ese prójimo.

Segunda. Iris Murdoch escribió que

necesitamos una filosofía moral en la ese el concepto de amor, tan raramente mencionado hoy por los filósofos, se haga central de nuevo<19>.

Sea o cuales pertinente la frase en relación alcanzan la filosofía moral, probablemente sí lo denominaciones en relación con la antropología filosófica. Pueden que su difícil situación epistemológica resulte insuperable en la medida en que ella siga regalo deudora ese proyecto ilustrado después una ciencia ese hombre, entendida como conocimiento objetivante del los fines después la destino humana <supra, núm. (4)>.

Pero sí señor la antropología filosófica se reinterpreta, ns una calle prudente del la tradicional logocéntrica, qué filosofía experto y existencial, dentro de la los predomina la orientación sapiencial que también apuntamos hasta luego arriba, y que tan fecunda promete resultar dentro de el diálogo intercultural, acaso entonces podría la antropología filosófica hacerse correo del telos (¡práctico!) que incluso Williams atribuía a las humanidades de dame el mejor sentido posible a nuestras vida y actividades. Todavía eso eso significa eo ipso debilitar la opinión kantiana de una “ciencia posible”, reduciéndola a laa clarificación racional autorreflexiva, dentro primera persona después plural, tan sistemático y rigurosa como sea posible, mas no al precio, ese pagó estupendo parte del la filosofía moderna, después desentenderse del la importancia vital y filosófica ese amor.

NOTAS

<1> Choza, J., y Vicente Arregui, J., La antropología filosófica en España, Actas de V Seminario de antesala de la filosofía española, Separata, Salamanca, 1988.

<2> Tugendhat, E. (2007). Antropología qué filosofía primera. Thémata. Revista después filosofía(39), 39-47; Sobrevilla, D. (2006). El retorno del la antropología filosófica. Dianoia, LI/ 56, 95–124; smo Martín, J. (2010). La antropología filosófica en la actualidad. Daimon. Revista internacional después filosofía(50), 37-156; Bonet Sánchez, J. (2015a). La antropología como filosofía primera, de de Tugendhat. Daimon. Revista internacional ese filosofía(66), 95-108.

<3> García Sierra, P. (ed.). Antropología general/filosófica. Dentro Diccionario filosófico. Manual del materialismo filosófico. Revisado de Gustavo Bueno, nov. Mil novecientos noventa y nueve (Recuperado dentro de diciembre de 2016 de :

https://www.filosofia.org/filomat/df263.htm)

<4> Bonet, J. (2015b). Guerra y antropología dentro de Tugendhat, Thémata.Revista del Filosofía(51), 411 421.

<5> Bonet (2015a).

<6> Kant, I. Lógica; un manual ese lecciones, ed. M. J. Vázquez, Madrid, Akal, 2000, pp. 90-94.

<7> Kant, I. Crítica de la causa principal pura, Madrid, Alfaguara, 1996, pp. 629-639 y 647-658.

<8> Williams, B. (2000). Philosophy as a Humanistic Discipline. Philosophy(75), 477-496.

<9> Kant (1996: 658; 2000: 93).

<10> Russell, B. (1985). Ensayos impopulares. Madrid: Edhasa; y Russell, B. (1988) El panorama ese la ciencia. Chile: ed. Ercilla, Prefacio.

<11> Sobrevilla (2006: 122).

<12> Kittay, E. F. (2005). At the Margins of moral Personhood. Ethics(116), 100-131; Bonete, E. (2009). Ética de la dependencia. Madrid: Tecnos.

<13> Vega Encabo, J. (2010). El “estado ese excepción” del la filosofía. Análisis filosófico, XXX/1, 61-88.

<14> Albert, M. Ordo amoris: la a gramática después los sentimientos, Jornadas para Emoción, Empatía y Compasión, Universidad católico de Valencia “San Vicente del Mártir”, Valencia, 2016 (febrero). Simplemente en https://ciudadcompartida.org/articulos-filosoficos/ordo-amoris-una-gramatica-de-los-sentimientos-por-marta-albert/ (diciembre 2016)

<15> Frankfurt, H. (april 2004). Acquisition Ourselves Seriously. The Tanner Lectures on human Values, delivered in Stanford University, alcanzable en https://tannerlectures.utah.edu/_documents/a-to-z/f/frankfurt_2005.pdf , p. 169.

<16>Fromm, E. (1965). Ética y psicoanálisis. México: F.C.E., 1965, p. 55.

<17> Fromm, E. (1964). Psicoanálisis ese la sociedad contemporánea (6ª ed.), México: FCE, , p. 34.

<18> ver Bonet, J. (2016). Un alma en dos cuerpos. Del mente y la antropología. XII conferencia interna­cional del antropología filosófica, Zaragoza (en prensa).

Ver más: Accion Y Efecto De Hacer Salir De Un Lugar A Una Persona O Cosa

<19> Murdoch, I. (2001). Para “Dios” y “el bien”, dentro La soberanía después bien. Madrid, Caparrós: 2001, p. 53.